Kokoro en verano

En cuadernos del Sur hablan de KOKORO. Os copio el artículo que ha escrito Antonio Luis Ginés, recomendando La montaña y Quien Ha robado la Luna?. como lecturas preferentes para el verano.

☛ LITERATURA INFANTIL

Verano: un mar de lecturas

Las vacaciones estivales son un buen momento para empezar a leer

 

Antonio Luis Ginés 06/07/2013

 

Qué sería de los veranos sin esas lecturas interesantes que ocupan un tiempo de ocio, presto a compartirse entre padres e hijos, en torno a una buena aventura! La aventura es ya leer, disfrutar con lo placentero de las palabras y las ilustraciones, por mundos y reinos desconocidos, siempre a merced de algún protagonista con aviesas intenciones y de algún héroe dispuesto a contrarrestar esa maldad. Este tiempo de ocio para los niños no está reñido con otras actividades, porque los libros son buenos compañeros en tierra, mar y aire. Son todo terreno. Siempre tienen algo que aportarnos, alguna luz o chispazo que enciende en el lector posibilidades dormidas.

Aquí van toda una serie de sugerencias para navegar, volar, hacer que la imaginación halle espacio adecuado, acomodo fértil entre algunas de estas páginas.

AVENTURAS COTIDIANAS

Montañas en la cama , de María Molina con ilustraciones de Sonja Wimmer, en OQO editores, para niños de 3-7 años. Preciosa la ambientación y sutil el texto sobre esa situación del niño que descubre a los padres en la cama en actitud amorosa. Sin traumas ni cataclismos, con sentido del humor y cariño se afronta un suceso que puede haber ocurrido en casi todos los hogares. Tú no me vas a creer , de Jaime Blume Sánchez e Irene Savino, en ediciones Ekaré. Cuento de sorprendente sencillez y belleza, en el que la fantasía desbordante acaba por conducir hacia el cariño maternal, la seguridad que combate todos los miedos. Las ilustraciones se van adaptando al texto, y potenciando este, según tercie. El cascabel de la gata , de Pablo Albo y Guridi. En OQO Editora. Divertida historia que hace que el lector tenga un papel activo en la búsqueda del cascabel de una traviesa gata. Refrescante y ágil, la ilustración condensa y acompaña creando una atmósfera dinámica y colorida.Mi papá is a Monster , de Antonio Zurera, en Kokoro. Edición bilingüe. La ausencia de la hija puede dar lugar a todo un cúmulo de sensaciones, comenzando por recordar los momentos compartidos. Con ternura y su chispa de humor, el protagonista nos adentra en ese mundo lleno de evocaciones, en el que cada ilustración está acorde con lo sugerente del texto. ¡Tengo miedo! , de Tim Bowley y Alicia Baladan, en OQO editores, para niños de 3-7 años. Nada como la experiencia del miedo y la posterior superación de la misma para comenzar a madurar el niño hacia otra etapa. La figura de los adultos debe estar presente y ayudar al niño en ese paso.

SUSPENSE Y MISTERIO

El misterioso caso de la pintada del 1ºA , de Susana Rico, en Algar editorial. Dos hermanos gemelos se hallan envueltos en resolver el misterio de una pintada. Pero no lo tendrán fácil, ya que el ambiente no les es propicio a priori. Aun así encontrarán una manera de entenderse y abordar el conflicto. Cuentos de Diego y Daniela , de Verónica Uribe e Ivar Da Coll, en Ediciones Ekaré. Una edición un tanto especial ésta, con las aventuras de Diego y Daniela, con piratas, brujas y cometas voladoras, y con la compañía omnipresente de su abuela, que los arrastra por esa vereda de la fantasía donde todo es posible. Conrado, un científico enamorado , de Pep Castellano, en Algar editorial, para niños de más de diez años. Conrado puede llegar a ser un tipo peligroso, pero en el fondo es inocuo, son sus inventos los que causan algún que otro desvarío. Aventura de un chico, loco por la ciencia y por María, que suele salir airoso de cada embrollo. Loba , de Verónica Murguía, S.M. Premio Gran Angular. Esta es la típica historia de princesa, reinos, amor imposible y mucho de magia, cuyos ingredientes y acción la predeterminan a convertirse en un referente para los adolescentes devoradores de este tipo de novelas, en las que lo fantástico domina. La tumba de Mary Jay , de Alan Monroe-Fich, en Algar editorial, para niños y niñas de más de doce años. Una de aventura y terror, en la que Jonh, el protagonista, tendrá que sortear un serio peligro, por pasar una noche en el cementerio con sus primos. Agil y directa, la narración nos mete de lleno en ese estado de suspense. La caída de los reinos , de Morgan Rhodes, en S.M. La guerra va a estallar entre distintos reinos y tierras. La envidia, la mentira, la codicia, valores que no ensalzan al género humano, aquí se prodigan para dar consistencia a esta aventura trepidante.

ENTRE MAGICO Y FANTASTICO

La montaña , de Antonio Zurera, en Kokoro. El primer libro de este autor, que conjuga con acierto el mundo de la imaginación, la fantasía en una niña, y cómo esa pérdida parece ir –aunque no necesariamente– ligada al crecimiento. Ese diálogo entre padre e hija permanece como ese continuo descubrimiento de la hija por un mundo en el que nuestro deseo puede con casi todo. El calcetín de los sueños , de Eulália Canal, en Algar editorial, para más de 8 años. Esta es una de esas historias para el verano, reúne todos esos ingredientes para que el lector disfrute con una prosa fácil, directa, y con el salto hacia la fantasía y sin perder de vista algo que nos concierne a todos: el tiempo.Jacobo Lobo. Banda de Lobos , de Paul Van Loon, en S.M. Aventuras con hombres lobos de por medio, con misterios por resolver, la emoción para los peques con un tema tan en candelero y tratado con sentido del humor. Tú y yo , de Maggie Maino, en ediciones Ekaré. De la aparente tranquilidad sale una mujer con su gato, y sortean todos los retos que salen a su paso en el circo, para darnos una historia de pocas palabras y mucha acción. Las ilustraciones ambientan y potencian el texto, marcando su propio lenguaje visual a través del colorido y las formas. ¿Quién ha robado la luna? , de Samuel T. Cook, en Kokoro. Descubrir el mundo en los ojos de un niño, de un animal personificado –un ratón, en este caso–, siempre nos lleva a no perder de vista ese tipo de detalles tan simples y mágicos, cotidianos, que a veces obviamos. Benjamín, un ratón inquieto, hará un descubrimiento que no por simple deja de ser mágico, con misterio incluido. Ilustraciones sugerentes, delicadas, que dan idea del buen acabado de este álbum. El Pequeño Rey , de Javier Sáez Castán, en ediciones Ekaré. Nueva aventura del pequeño rey, haciendo las veces de maestro repostero. Claro que la teoría está muy bien, pero otra cosa es la práctica, y surgirá alguna dificultad, aunque la situación es encarada siempre con humor. El día que Gluck llegó a la tierra , de Jordi Sierra i Fabra, en Algar editorial, para más de doce años. Una historia de marcianos, bien contada y trenzada, muy rápida en esos dos primeros capítulos que son todo un diálogo incesante y sin desperdicio. Steve va a hacerse un amigo muy especial, en una circunstancia también especial, y juntos correrán alguna que otra aventura. Por qué y para qué llueve , de Miguel Cerro, en Libros de un extraño árbol. El ilustrador cordobés se lanza con este primer álbum ilustrado, sumergiéndonos en una aventura sencilla pero no exenta de fantasía, cuyo lenguaje narrativo viene marcado por las sugerentes ilustraciones. Una primera entrega prometedora, en la que quizás el lenguaje de lo visual domina sobre la tensión de

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s